Introducción:


Una y otra vez hemos escuchado que los jugadores de nivel internacional no quieren venir, que por una razón de escala económica es utópico apuntar a ganar títulos internacionales, que a los juveniles hay que venderlos rápido porque se van a ir de todos modos, que es inevitable mantener la base del plantel por más de una temporada, o que es imposible apegarse a un proyecto deportivo por la presión del hincha, entre tantos otros.


Peñarolenses será una fuerza propositiva decidida a apoyar la profesionalización del Club a todo nivel, para ser autosustentables, eficientes, y así sentar las bases para volver a ganar dentro y fuera de fronteras.

Propuestas fundamentales:

Establecer objetivos claros para Peñarol y una estructura eficiente para lograrlos.


● El Consejo Directivo de Peñarol debe ser el órgano en el cual se establecen los objetivos generales para el trienio, y se proponen objetivos de largo plazo para consideración y aprobación los socios en la Asamblea Representativa.
● La ejecución de las acciones tendientes a cumplir estos objetivos estará a cargo de las Gerencias, las cuales deben ser fortalecidas y dotadas de mayor autonomía técnica respecto al Consejo Directivo.
● Lo anterior incluye, principalmente, la creación de una gerencia específica para los deportes anexos, y una gerencia general para las divisiones formativas (principal fuente de ingreso y capital futbolístico del Club).
● Los directores técnicos de turno deberán adaptarse a los objetivos trazados por el Consejo Directivo y validado por la Asamblea, y no viceversa.


Potenciar la principal fábrica de talento y recursos de Peñarol: las divisiones formativas.


● Seremos promotores del fortalecimiento de la carrera de los juveniles, para desarrollar al máximo todo su potencial deportivo y económico, y que constituyan la base fundamental de los planteles de Peñarol.
● El objetivo del trabajo durante las divisiones formativas será que los juveniles sientan el compromiso y el valor agregado de jugar por un período prolongado en el Club.
● Los incentivos para lograrlo serán diversos, desde lo económico (pagando a los juveniles con potencial un salario competitivo con las contrataciones “de afuera”), lo familiar (acompañando a los jugadores y su familia a lo largo de su carrera en Peñarol), lo emocional (asesorando y apoyando a los juveniles para hacer frente a las incertidumbres de los eventuales pases al exterior y la presión de la hinchada con la debida anticipación), entre otros.


Invertir los recursos de Peñarol de manera responsable e inteligente.


● Vigilaremos que el presupuesto sea acorde a los ingresos del Club. 
● Exigiremos que la Comisión de Presupuesto se reúna y apruebe la propuesta de presupuesto al inicio del período de Gobierno, para dotar de previsibilidad a los gastos y que los socios puedan controlar la gestión.
● Para asegurar que los recursos de Peñarol se inviertan en lo más importante, proponemos que la Asamblea Representativa establezca una “regla de gestión” que obligue al Consejo Directivo a destinar, por un período de 10 años, el 5% de lo recaudado por la venta de jugadores formados en el Club, para su reinversión en las divisiones formativas (infraestructura y proyectos especiales). Estos recursos no se destinarán a gastos corrientes (tales como sueldos), sino a objetivos específicos de formación y profesionalización de la carrera deportiva en Peñarol.
● Velaremos por que se dote de presupuesto suficiente a todos los deportes anexos, para dotarlos de instalaciones dignas y capacidad de entrenamiento apropiadas.
● Lucharemos contra las contrataciones arbitrarias y perjudiciales para Peñarol, y propondremos que se topee para el período los montos disponibles para gastar en salarios de deportistas externos al Club (los cuales deben ser, exclusivamente, jugadores de gran potencial o reconocidos “clase A”, en cada caso con la previa aprobación de la estructura deportiva según los objetivos trazados, y basado en el análisis de un departamento de scouting).
● Demandaremos que en las ventas de futbolistas del Club con potencial de reventa se conserve siempre un porcentaje de la ficha a nombre de Peñarol.

● Negociaremos contratos deportivos con base fija y base variable en función a cumplimiento de resultados y rendimiento esperado mínimos (obtención del campeonato uruguayo, lesiones, etc.).
● Pediremos informes deportivos y económicos de todas las contrataciones (deportivas, técnicas y administrativas) así como de las desvinculaciones de deportistas del Club.
● Propondremos que los vínculos laborales con deportistas incluyan provisiones de comportamiento fuera de las canchas, incluyendo en la alimentación y los compromisos sociales y culturales de la Institución. Por ejemplo, la obligación de abstenerse de declaraciones respecto a la política del Club, el compromiso de participar en actividades de extensión social, fomento de la historia de Peñarol en el Museo, entre otras.

Copyright © Peñarolenses - Manyas como vos 2020. Todos los derechos reservados.